27 de agosto de 2016

Gastronomía, arte y literatura (4)

El conejo es plato popular en las islas Baleares y en las Pitiusas; una de ellas, precisamente, tiene el nombre de Conejera. Valdemosa se formó en torno al palacio del rey Sancho, que después sería cedido a los cartujos. Más tarde se levantaría la llamada Cartuja de Valdemosa y por estos recintos pasaron célebres personajes de la política, como Jovellanos, que oía misa en Valdemosa, la novelista francesa George Sand y su enamorado Chopin, y el gran poeta Rubén Darío, que dedicó versos al recinto:

“Este vetusto monasterio ha visto,
secos de orar y pálidos de ayuno,
con el breviario y con el Santo Cristo,
a los callados hijos de San Bruno”. 


CONEJO DE VALDEMOSA



INGREDIENTES:


- 2 conejos no muy grandes
- Aceite o manteca
- Pan
- Patatas
- Salsa alioli
- Pimienta
- Sal


PREPARACIÓN:


Los conejos, ya limpios, se dejan serenar toda una noche; en caso de ser de monte, se pueden meter en una marinada preparada con aceite, vinagre, cebolla, laurel, orégano y romero.

Se prepara la plancha untada de aceite o de manteca y se ponen los conejos troceados; se doran bien por todos los lados y se pasan a una fuente grande o a cazuelas individuales. Se sazonan con sal y pimienta al gusto.

Se pueden acompañar con una guarnición cualquiera, como una ensalada de lechuga y cebolla, aunque lo típico es acompañar el conejo con patatas pequeñas y fritas y mojar pan, al mismo tiempo, en salsa alioli.


Pablo nos sigue deleitando con esta sencilla y tradicional receta, bien acompañada con los versos de Rubén Dario. GRACIAS.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 20 de Agosto de 2012.

26 de agosto de 2016

Ojos Claros y Serenos

Ojos claros, serenos,
si de un dulce mirar sois alabados,
¿por qué, si me miráis, miráis airados?
Si cuanto más piadosos, más bellos parecéis a aquél que os mira,
no me miréis con ira,porque no parezcáis menos hermosos.
¡Ay, tormentos rabiosos!
Ojos claros, serenos, ya que así me miráis,
miradme al menos.
"Gutierre de Cetina"

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 05 de Agosto de 2009.

25 de agosto de 2016

Mis ojos


Te los robé cuando te amé.
Me los diste cuando me amaste.
Tus ojos ya no te miran
Tus ojos ya no son tus ojos.
De bellos ya no se cierran.
Esos ojos son mios.
Mis ojos son tus estrellas.
Mi cielo, mi eternidad, mi vida.
Mis ojos.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 05 de Agosto de 2009.

24 de agosto de 2016

Tus ojos

Ojos de traición, ojos bellos
Ojos de seducción, ojos bellos
Ojos de tristeza, ojos bellos
Ojos de color, ojos bellos
Tus ojos.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 30 de Julio de 2009.

23 de agosto de 2016

Preámbulo de besos


Labios rojos, sensuales y carnosos.
Labios rojos, dulces y sabrosos.
Labios rojos,sedientos y con veneno.
Labios que esperan abrirse como una granada de fuego para el amor y el sexo.
Labios rojos, preámbulo de mis besos.


Artículo reeditado: Originalmente publicado el 12 de Agosto de 2009.

22 de agosto de 2016

Colores



Grises gallegos. Verdes campos donde crecen las amapolas. Azules de mar y cielo. Negros noche de invierno. Es indiferente.

Cuando tus pupilas se ponen a bailar desaparece todo mi temor. Aparece el arco iris de mi pasión y sólo quiero mirar, mirar y ser absorbido por un destello de tus ojos.

Colores de la infancia, colores primaverales, colores, colores..... tus ojos.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 09 de Agosto de 2009.

20 de agosto de 2016

Gastronomía, arte y literatura (3)

A lo largo del Siglo de Oro se citan, en distintos libros, los grandes banquetes reales o los que ofrecían los nobles o los alcaldes de las ciudades a diversos monarcas o embajadas. En la obra de Martínez Montiño, cocinero real, aparecen platos suntuosos, e, incluso, en algunos conventos, como se puede ver en la presente obra, se preparaban recetas dignas de príncipes, como el faisán de Alcántara, y otras parecidas.

La realidad del pueblo era muy otra, y los conventos, como también se puede apreciar, daban de comer a cientos de pobres y de peregrinos, siendo el plato fundamental la llamada sopa de convento, de pobres o sopa boba.

La expresión “duelos y quebrantos” aparece una y otra vez en las novelas, obras de teatro y en los manuscritos conventuales; Cervantes la usa en Don Quijote en distintas ocasiones. En realidad son huevos fritos con torreznos, como lo afirma Pedro Calderón de la Barca: “Huevos y torreznos bastan que son duelos y quebrantos”. Plato que se puede hacer en breves momentos y que lo podían ofrecer en los conventos a viajeros cansados y hambrientos. Sin embargo, Lorenzo Díaz, en su obra Recetario del Quijote, ofrece una receta algo diferente: 

Duelos y Quebrantos


Ingredientes: 


Huevos, tocino entreverado, jamón, sesos de cordero, manteca de cerdo, sal, pimienta.

Modo de hacerlo: 


Se fríen el jamón y el tocino en trozos, en una sartén amplia, utilizando la propia grasa que sueltan los torreznos. Se cuecen los sesos, se limpian, se trocean y se saltean en un poco de manteca de cerdo. Se baten los huevos, se salpimentan y se hace un revuelto con los ingredientes anteriores. Se puede servir adornado con pan frito”. 


Nuestro amigo Pablo, nos ha dejado esta receta que por su explicación, la incluimos en la serie de Gastronomía, arte y literatura. GRACIAS.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 13 de Agosto de 2012.

19 de agosto de 2016

Tristeza


Cuando exhale su último suspiro me acercaré en la soledad y antes que la parca se apropie de su brillo, con sumo cuidado, arrancaré los ojos de su cuenca y rápido, muy veloz, los ocultaré en la caja plateada que me regaló cuando aún me amaba. Luego, cada día, a la hora donde todo lo pone tierno el atardecer, abriré el sarcófago de luz para poder seguir viviendo.

Tristeza infinita.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 08 de Agosto de 2009.

18 de agosto de 2016

Sin palabras


Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento,
mar sin olas,
pájaros presos,
doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,
otoño en un claro del bosque
en donde la luz canta en el hombro de un árbol
y son pájaros todas las hojas,
playa que la mañana encuentra constelada de ojos,
cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo,
puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea,
páramo.

"Octavio Paz"

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 06 de Agosto de 2009.

17 de agosto de 2016

Que es el éxito?






A los 3 años...... no mearse.
A los 6 años...... recordar lo que hiciste en el día.
A los 12 años...... tener muchos amigos.
A los 18 años...... tener carné de conducir.
A los 20 años...... tener relaciones sexuales.
A los 35 años...... tener mucho dinero.
A los 50 años...... tener muchísimo dinero.
A los 65 años...... tener relaciones sexuales.
A los 70 años...... tener carné de conducir.
A los 75 años...... tener muchos amigos.
A los 80 años...... recordar lo que hiciste en el día.
A los 85 años...... no mearse.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 05 de Agosto de 2009.

16 de agosto de 2016

Mi aldea

Es privilegio de aldea que cada uno goce en ella de sus tierras, de sus casas, y de sus haciendas; porque allí no tienen gastos extravagantes, no les piden celos sus mujeres, no tienen ellos tantas sospechas de ellas, no los alteran las alcahuetas, no los visitan los enamoradas, sino que crían sus hijas, doctrinan sus hijos, honrase con sus deudas y son allí padres de todos.

En la aldea no hay ventanas que sojuzqguen tu casa, no hay gente que dé codazos, no hay caballos que te atropeyen, no hay pajes que griten, no hachas que te encezen, no hay señores que te precedan, no hay ruidos que te espanten, no hay alguaciles que te desarmen, y lo mejor de todo, no hay truhanes que te cohechan ni aún damas que te pelen..."

Probablemente Fray Antonio de Guevara (1480-1545) vaticinaba en sus escritos de "menosprecio de corte y alabanza de aldea" lo que en siglos posteriores se convertiría para muchos en un sueño inalcanzable o en la utopía de un mundo donde el tiempo sea bien repartido, privilegio escaso reservado a los locos y otras especies en extinción.

Yo puesto a elegir me quedo en la aldea,


Artículo reeditado: Originalmente publicado el 30 de Julio de 2009.

15 de agosto de 2016

Los ojos de Eva


La historia no la han contado equivocada, Adán no sucumbió por la manzana, fue por esplendidos ojos de Eva.

Quiero que no comas,
quiero que no duermas,
quiero que no te muevas,
sólo quiero que me mires,
fijamente, eternamente.

Ojos de traición, mírame.
Ojos de dolor, mírame.
Ojos de tristeza, mírame.
Ojos de pesadilla, mírame.
Ojos de pasión, mátame.

Maldita seas.
Bendita seas.
No puedo entender la conjunción de tu alma perversa con la divinidad de tus ojos
Hipérbola, majestuosa.
Mirada de granito.
Mirada sanguinolenta.
Te dejo.
Me quedo.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 06 de Noviembre de 2009.

13 de agosto de 2016

Gastronomía, arte y literatura (2)

No es posible escribir sobre gastronomía, en la escena literaria, sin hacer alusión al magisterio gastronómico de obras literarias como El Quijote donde “se refleja el consumo y la alimentación de su época de forma sencilla y detallada. De este modo, el contacto con el elemento culinario nos permite entrar en el mundo de la cotidianeidad de la sociedad cervantina, donde prevalece la pobreza”,en contraste con la celebración a veces opulenta de la comida(2).

Un ejemplo significativo lo encontramos en el episodio de las bodas de Camacho, (II,20), donde Cervantes nos recrea una estampa del mundo representado por medio del espectáculo y lo gastronómico. Aquí los personajes principales pasan a un segundo plano porque el festejo, enmarcado por lo gastronómico, desplaza el protagonismo de Don Quijote y de Sancho.

Por otro lado, al mismo tiempo que se traza el marco narrativo, “la fiesta se convierte en un objeto de gran valor para acercarse al estudio de una sociedad, en tanto en cuanto traduce simbólicamente sus relaciones políticas y sociales [...] que ofrece a su público una realidad transformada”(3). Esto resulta de la conjunción de la realidad, la fiesta, lo gastronómico y lo literario 

“El uso del espectáculo y lo gastronómico, en el episodio de las Bodas de Camacho, es una bella estampa de la vida cotidiana del siglo XVI así como de la crítica social que se hace de ésta.” (4) 

Las constantes descripciones gastronómicas reflejadas en El Quijote, hacen de esta novela el mejor tratado histórico de gastronomía castellano-manchega.

De la mano de Sancho y Don Quijote, Cervantes nos habla en El Quijote de la cocina popular de Castilla La Mancha, describiéndonos unos platos propios de sencillos menús que nos acercan a su realidad social. Veamos un ejemplo:

"...Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda..."(5)

“La cocina en El Quijote se nutre de una despensa propia de una economía de subsistencia Es al mismo tiempo el reflejo de una sociedad de extremos, ya que nos presenta la carencia y la abundancia como reflejo de la realidad de un pomposo imperio español frente a un pueblo lleno de necesidades”(5). En esta sociedad se vislumbra el contraste entre los comensales de “mandíbula batiente y a dos carrillos” y los que usan “cuchara huérfana de peso y contenido”.

Estas constantes descripciones alimenticias nos permiten conocer la gastronomía, y los productos típicos de la región castellano-manchega, como el azafrán, la miel de La Alcarria y el queso manchego (de oveja). A través de esta gran novela, damos un exquisito paseo gastronómico por una de las regiones españolas con mayor tradición culinaria, que nos deleita a través de los tiempos con maravillosos manjares y deliciosos vinos, como los de Toledo ( Yepes, Noblejas…), cuando esta provincia era la bodega suministradora de la Corte de los Austrias y de los primeros Borbones, cuyo reflejo literario es patente en las citas siguientes:

“(…) La que no pega la peste; 
escurrida como azumbre
del vino caro de Yepes, 
estaba doña Tomasa, 
más triste que doce viernes(...)" 

(Francisco de Quevedo. Romances varios: 
”Quejas de una cortesana viéndose ociosa”).

“Que yo más quisiera pasar
de Yepes a Madrigal
la regalada corriente, 
Ande yo caliente
y ríase la gente” 

Luis de Góngora. 


“(…) Pero Sancho sacó la vergüenza a su amo, pues a dos carrillos se comió todo lo que quedaba de la olla y conejo, con la ayuda de un gentil azumbre de los de Yepes, de suerte que se puso hecho una trompa (…)”(7). (Alonso Fernández de Avellaneda El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, 271) 

La gastronomía es fuente de sabiduría y nunca privilegio de unos cuantos especialistas, lo que suscita su calidad como portadora de disparidad de criterios. Ha sido y es musa de escritores, periodistas, historiadores, poetas, economistas, políticos; todos se inspiran alguna vez en ella para obtener conjeturas de muy diversa índole.

La cocina, en su conjunto, es siempre deuda de gratitud. Está llena de pasajes oscuros, emboscadas fascinantes, sonrisas inesperadas, pequeñas y grandes sorpresas; armonizada por un lenguaje propio con arraigo gestual, donde la mente necesita libertad para desarrollar la vía creativa.

Los placeres inequívocos de la comida son tan amplios y dispares que se pueden asociar a la fecundidad, la pureza o la divinidad. A través de ella podemos proyectar la imaginación, nuestros ideales y todo tipo de conocimientos. En la gastronomía se contemplan y degustan las fantasías, las ideas utópicas y la vigencia de los sueños.
Alfredo Pastor Ugena

Historiador y escritor.
NOTAS:


(2) Díaz, Lorenzo. La cocina del Quijote. Madrid: Alianza Editorial, 2003.
(3)Ferrer Valls, Teresa. “La fiesta en el Siglo de Oro: en los márgenes de la ilusión teatral.” Teatro y fiesta del Siglo de Oro en tierras europeas de los Austrias, Madrid, SEACEX, 2003. 27-37.
(4)Vivar, Francisco. “Las bodas de Camacho y la sociedad del espectáculo.” Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America. 22.1 (2002): 83-109 17 Jan.2005.
(5)Cervantes; Miguel. El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha., edición de Martín de Riquer (I,98).RBA editores. Barcelona, 1994 (“La olla de carnero era la comida de los nobles y de los caballeros, por contra, la vaca era más propia de los pobres y las clases más bajas de la sociedad. Los viernes comía don Quijote lentejas, antiguamente, se creía que las lentejas daban melancolía, lo que puede considerarse como uno de los condicionantes que motivan la pérdida de cordura del protagonista.”).
(6)Díaz, Lorenzo La cocina del barroco: la gastronomía del Siglo de Oro en Lope, Cervantes y Quevedo. Madrid: Alianza Editorial, 2003.
(7) “Azumbre de Yepes”: jarro de vino de esta localidad toledana. Covarrubias se hace eco de la fama de su vino:”…..Este lugar tiene fama de buen vino, digo de la villa de Yepes…” (718 a 21).

Fuente:
http://www.laalcazaba.org/nuestros-pueblos/enero08/gastronomia.html

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 06 de Agosto de 2012.

11 de agosto de 2016

Romería de la Amistad II


Hace unos días, terminó la romería que año tras año se viene celebrando en son de la amistad en la localidad de San Bartolomé de la Torre (Huelva), dejó tras de si un sin fin de anécdotas que hacen que tenga mas atractivo.
El viernes si ir mas lejos, hacía un calor horroroso, esa calor pegajosa que aún duchándote tienes la sensación de estar empapado, y al mismo tiempo ayuda a que el licor de cualquier cosa entrara agradablemente en los gaznates de los que por allí pululábamos.
Gente por doquier, caballos, carros y todo ello engalanado para estar a la altura que se merece la fiesta, como así mismo los trajes empeñados a tal efecto daban el color necesario para abrir boca, dado que la romería empieza el viernes y termina el lunes con una tremenda sincronía entre el aguante y el poco descanso pero acertado para resistir esos cuatro días de mucho disfrute.



Lo que parecía que iba a ser una romería calurosa, se convirtió en casi otoñal, el sábado y el domingo hasta el anochecer, se levantó un viento frío que quiso contribuir a descolorear la fiesta, y los trajes de lunares se tuvieron que cubrir con capas para poder pasar las horas hasta el amanecer que es cuando se van a descansar para estar de vuelta a las tres de la tarde para empezar de nuevo con las opulentas comidas.
Quedé maravillado ante la demostración de monta que exhibió una pequeña que no tendría mas de 10 años, con su caballo "colorao" cabalgaba por el recinto ferial como cualquier otro caballista, el porte y la doma que desplegaba era magistral, y para mas inri, paró a montar a una amiga no mayor que ella disfrutando en su cabalgadura en el arenoso recinto.
Me comentaron que alguien se cayó de un carro en un impetuoso arranque del animal que lo llevaba, y que por la gran cantidad de arena que hay en el recinto no sufrió daño fisico grave, eso si, se hartó de arena tanto, que la flor que llevaba en la cabeza se cubrió entera, pero la ridiculez de la caída no empañó las risas que llenaron el momento, y en cada instante que se recordaba lo ocurrido.
No podía faltar a la cita que mi amigo Javi me había hecho desde el año anterior, sin duda alguna tenía que verle y tomar alguna copilla con el, el se lo merece es uno de los muchos bartolinos que hay que tener en cuenta como amigos, es singular, y todo lo que tiene lo entrega de corazón. Así que me diriji a su casa para cumplir la promesa de verle y tomar esa copita de rigor. Tuve suerte, acababa de llegar de una casa amiga donde el cante y el baile estaba en su auge, y después del saludo preparó unas copichuelas que entre anédoctas simpáticas se fueron terminando dejando a mi compañero y amigo junto a su familia y demás amigos disfrutando de lo que quedaba de noche.
En el anterior artículo referente a esta romería, se hicieron algunos comentarios que mostraban la incredulidad porque parece imposible que exista una donde no haya una Virgen, o un Santo al que venerar, pues bien señores todo es probar, asistir a esta y podréis observar que es tal y como la cuento, sin trampa ni cartón solo la pura amistad es la que impera en esta romería.
La de este año acabó el lunes, pero estáis invitados a la del año que viene y podréis comprobarlo por vosotros mismos, y a mis amigo bartolinos, felicitarlos, porque es una maravilla poder tener la devoción de la Amistad, disfrutar y hacer disfrutar de ella.

Artículo reeditado: originalmente publicado el 29 de Julio de 2011.

8 de agosto de 2016

Doctor Frankenstein

El Doctor Frankenstein sabía lo que quería. Crear vida era su único objetivo y ello ocupó toda su existencia.

En su mente tenía diseñados diferentes bocetos, pero sabía que ninguno de ellos sería lo suficientemente independiente para poder vivir con autonomía una vez plasmado. Todos ellos eran demasiado monstruosos.

Por ello, decidió ensamblar las diferentes partes de las que disponía y trajo a la vida a un ser que sería recordado para siempre: “El Monstruo de Frankenstein”

La cuestión es que, tal y como el Doctor Frankenstein, todos tenemos monstruos en nuestro interior. Acarreamos con ellos día tras día, la mayoría de nosotros sin percatarnos de ello.

Normalmente nuestros monstruos están construidos de diferentes tipos de aberraciones que no queremos sacar a la luz, que intentamos ocultar en lo más profundo de nuestro ser.

De esta forma tratamos de evitarlos, sin saber que así les estamos dando vida. Intentamos ponerles máscaras, ignorantes de que a quien les estamos poniendo máscaras es a nosotros mismos.

Por consiguiente nos convertimos en Doctores Frankenstein. Creadores de monstruos finitos, indomables y faltos de toda vida.

Y así es como vivimos, sin darnos cuenta que nuestros monstruos no podrán sentir jamás lo que es vivir. No se trata de hacia dónde vamos o dónde vamos a morir. Se trata de vivir mientras estás vivo. A quién tocamos, a quién acariciamos y cómo lo sentimos.

Nuestros monstruos sólo piensan en el tiempo que nos queda, pero nunca sabrán valorar el sentimiento que emana de un llanto o una sonrisa. Nunca sabrán cómo amar.

Artículo reeditado: Originalmente publicado el 18 de Febrero de 2014.